Descripción


Leche de crecimiento que se adapta mejor que la leche de vaca a la capacidad digestiva y a los requerimientos nutricionales del niño a partir del año de edad, ya que le proporciona el aporte justo de nutrientes para su correcto crecimiento y desarrollo físico e intelectual.
Los nucleótidos intervienen en la maduración del sistema digestivo. Ayudan a incrementar la inmunidad celular, humoral y refuerza las defensas. Los prebióticos (lactobacilos y bifidobacterias) FOS actúan como fibra dietética, estimulan la instauración de una flora intestinal rica en bifidobacterias y lactobacilos a lo largo del tracto digestivo, favoreciendo el desarrollo del sistema inmunitario del bebé.